28/10/13

Pastel de queso japonés

Hacía mucho tiempo que quería hacer esta receta.


Es de esas cosas que tienes ahí guardadas, siempre por si acaso, por si encuentras un hueco... Aunque en este caso en concreto mentiría si dijera que la tenía en el olvido. Y no estaba ahí puesto que soy una fan declarada de estas tartas (y eso que me limitaba a comerme las que venden en grandes superficies), y por eso siempre esataba con el diablillo detrás prometiéndome a mí misma que la próxima entrada sería esta deliciosa tarta.  Y claro, el día ha llegado y lo que sí os puedo adelantar es que os sorprenderá muchísimo... Ya no querréis otra tarta de queso....


INGREDIENTES
  • 250 ml de leche
  • 250 gr de queso tipo philadelphia
  • 45 gr de harina
  • 45 gr de maizena
  • 80 gr de mantequilla
  • 75 gr de azúcar glas
  • 75 gr de azúcar blanquilla
  • 7 claras
  • 7 yemas

ELABORACIÓN
Iba a escribir que esta era la parte complicada pero tampoco es eso. Sí es verdad que es un poco más laboriosa que cualquier otra parte pero no es difícil de hacer, sólo hay que seguir al pie de la letra los siguientes pasos.
Lo primero será poner a precalentar el horno a 160ºC
Después cogeremos 100 ml de leche y los 250 gr de queso philadelphia y lo pondremos al baño maría


Con la espátula vamos removiendo hasta que se quede cremoso y entonces lo apartamos del fuego


Y ahora ponemos al baño maría los 80 gr de mantequilla y los 150 ml de leche que nos quedaba


Mientras tamizamos juntos la harina y la maizena.


Cuando la leche y la mantequilla estén calientes volcamos la harina y la maizena en ella (sin retirar del baño maría)


Y removemos con las varillas hasta que espese


Cuando ya esté espesito lo echamos sobre la mezcla anterior de leche y queso y con la ayuda del batidor removemos


A esto le vamos añadiendo poco a poco las yemas sin dejar de batir


Cuando todo lo anterior esté bien integrado pasaremos a montar la claras.


Pero cuidado aquí!!! No las podemos montar demasiado, y tampoco dejarlas líquidas... tendremos que buscar el punto justo. Si las batimos demasiado el pastel nos quedará duro, de ahí que es importante no sobrebatir las claras.


Ahora añadiremos el azúcar glas y el azúcar blanca a las claras y volveremos a batir


Cuando el merengue ya esté brillante y tenga la consistencia que antes indicaba ya estaremos listas para dejar la batidora y proceder a la mezcla final


Para ello tomamos dos grandes cucharadas del merengue y la echamos sobre la primera mezcla. No digo cantidades porque es un poco a ojo y el objetivo es únicamente equilibrar las densidades


Con cuidado vamos envolviendo y mezclando


Ahora volcamos la mezcla sobre el merengue y envolvemos con la pala


Y ahora echaremos la masa en el molde (que habremos enharinado) y este a su vez en un molde más grande en el que echaremos agua (recordad que este pastel se hace al baño maría)

 
Lo metemos en el horno que teníamos precalentado a 160ºC. Subimos su temperatura a 220ºC y la mantenemos 10 minutos. Transcurrido  ese tiempo le volvemos a bajar la temperatura a 160ºC durante 50 minutos más. Al cabo de ese tiempo apagamos el horno pero no sacamos el pastel, lo dejamos dentro unos 10 0 15 minutos más. Una cosa es importante: no abráis el horno durante este tiempo bajo ningún concepto ya que esto afectaría al pastel evitando que suba. El resultado es el siguiente:


Lo dejamos enfriar y desmoldamos... y entonces no podréis dejar de comer





Espero que os haya gustado... y ya sabéis... os espero en el próximo post

7 comentarios:

  1. Esta tarta tiene una pinta fabulosa. Me la apunto porque no me quiero perder esta receta para nada. Te ha quedado genial !!! Un besote muy grande Aroa y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mara!!! La verdad es que me ha sorprendido incluso a mi. No es nada pesada y su sabor es buenísimo, nada que ver con las tartas de queso tradicionales. Besitoso

      Eliminar
  2. Vaya pezado pastel, vaya corte, se ve super jugoso. bs.

    ResponderEliminar
  3. Aroa, qué guardadita tenías esta tarta! Menuda pinta más rica. Parece como las tartas tradicionales, las cuáles a veces dejamos en el olvido al querer innovar, siguiendo una moda.
    Muchas veces lo tradicional no deja de ser exquisito y prueba de ello es esta tarta de queso que nos muestras.
    Felicidades por esta receta y por favor no tardes tanto en publicar entradas, pues desde que te sigo me han gustado todas.

    Un besote grandote.
    Vicen.

    ResponderEliminar
  4. Uauuu Aroa, este pastel tiene una pinta exquisita, ya me lo he guardado en favoritas pues la haré si o si. Besos Yolanda.

    ResponderEliminar
  5. Ya la he visto en algún blog y me llama muchísimo la atención, además te ha quedado genial. Con lo que me gustan a mi los pasteles de queso!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Guau! Eso tiene una pinta extraordinaria! Me encanta todo lo japonés así que esta tarta va pa la saca. Me encantan tus paso a paso así no pierdo el hilo para hacer la receta un besote!

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por vuestros comentarios. Siempre me alegra el día saber que alguien se toma su tiempo en leer mis entradas y dejarme un comentario agradable. Hacéis más bonito mi día!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...